Contactanos Whatsapp
La conectividad organizacional
4 mayo, 2018
Una mirada ética al proceso de selección
5 mayo, 2018

Más allá del campeonato

Durante el Mundial de futbol 2014 en Brasil, dos equipos de Latinoamérica aprovecharon la oportunidad para mostrar una nueva cara al mundo. La Selección de Costa Rica, país de sólo 4.8 millones de habitantes, conocido más por sus bellezas naturales que por el deporte, demostró el poder de un equipo. Aunque jugaban contra equipos

1 Egresado de la Universidad de Tennessee, utiliza el deporte para el desarrollo, creando y diseñando programas de liderazgo y empleo juvenil. Fue el director fundador de A Ganar, un programa de desarrollo juvenil laboral a través del deporte. Lanzó A Ganar en tres países y lo expandió a 19 países ofreciendo capacitación laboral, basada en el deporte, a más de 15,000 jóvenes en riesgo en América Latina y el Caribe. Desarrolló currículos de capacitación para programas de empleo y liderazgo, estándares de programas y capacitaciones para organizaciones en varios países e idiomas.
2 Jorge Restrepo es Máster en Administración Pública de la Universidad Harvard, es Máster en Administración delaUniversidadICESI,esexpertoencreatividad,innovaciónyTalentoHumano. Expertoendesarrollodel talento humano y organizacional. Ha sido asesor de innovación y gestión del conocimiento. Jorge es artista enfocado en performance colectivo y desarrollo de competencias blandas a partir de lo experiencial y relacional.
Paul Teeple1 Jorge Restrepo2

tradicionales como Uruguay y países mucho más grandes como Italia, los ticos llegaron a los cuartos de final perdiendo en penales contra Holanda, otro poder tradicional. Costa Rica mostró que, a pesar de las diferencias de historia y tamaño, podía competir contra los grandes.

La Selección de Colombia también hizo historia ganando en su grupo hasta llegar a los cuartos de final. Para Colombia, el mundial representó la oportunidad de dejar atrás una imagen de conflicto armado y mostrarse como un nuevo poder deportivo en el mundo. El símbolo fue James Rodríguez, el jugador con más goles anotados durante el mundial.

El deporte les permitió a Colombia y Costa Rica enseñarle sus talentos al mundo y cambiar sus imágenes. Aunque nos enfocamos en los símbolos grandes del deporte, la práctica deportiva es un instrumento de transformación positiva del individuo, la familia, las organizaciones (empresas e instituciones) y las comunidades. Como parte del movimiento denominado “Deporte para el Desarrollo y Paz”, organizaciones de todo el mundo están atacando problemas sociales y transformando vidas con actividades basadas en el deporte. Usando el deporte en programas de educación, prevención de violencia, salud, desarrollo laboral y promoción de paz, miles de jóvenes que viven en situaciones de riesgo están transformando sus vidas, al convertirse en ciudadanos del presente y del futuro.

El movimiento es tan fuerte e importante que las Naciones Unidas han declarado el 6 de abril como Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y Paz. Según el Sr. Ban Ki- moon, Secretario General del la ONU, “el deporte es un instrumento único y poderoso para la promoción de la dignidad y de los derechos igualitarios e inalienables de todos los miembros de la familia humana. Es una fuerza impulsora de cambio social positivo”.

Cuando pensamos en deporte lo relacionamos –generalmente- con campeonatos, ligas de clubes y búsqueda de talento deportivo. En Deporte para el Desarrollo y Paz, se visualiza el deporte como un instrumento para lograr cambios sociales sostenibles. Son ejemplos de esto:

  • En Afganistan, Skatestan utiliza la patineta para permitirle a los jóvenes disfrutar de tiempos sanos para jugar y para proveer oportunidades educativas a niños y niñas.
  • En Sudáfrica, Grassrootsoccer utiliza prácticas del fútbol para combatir el SIDA y promover la toma de decisiones sanas.
  • En Jerusalén, Peace Players International utiliza el básquet para unir a jóvenes árabes y judíos como un espacio donde aprendan jugar y vivir en paz.
  • En la India y otros países, Women Win utiliza el deporte para combatir la violencia basada en el género.
  • En Nueva York y otras ciudades de EEUU, Street Soccer USA utiliza el fútbol para ayudar personas sin vivienda a salir de la calle y encontrar trabajo, servicios de salud y educación.
  • En las favelas de Río de Janeiro, Luta Pela Paz utiliza del boxeo para reducir la violencia y ayudar a las personas a encontrar trabajo.
  • En varios países de América Latina y el Caribe, el programa A Ganar utiliza el fútbol y otros deportes para ayudarle a hombres y mujeres a encontrar trabajo o volver a la escuela.
  • Y en Colombia, organizaciones como Fútbol Con Corazón y Colombianitos utilizan el fútbol para promover la educación, nutrición y la cultura de paz.

Éstos son algunos ejemplos del poder transformativo del deporte. Hoy en día miles de organizaciones están implementando programas de desarrollo humano a partir del deporte.

La práctica espontánea y/o tradicional de deportes no asegura aspectos clave del desarrollo humano como la inclusión de niñas y mujeres, la participación equitativa, la reducción de la violencia y la construcción del espíritu de paz. Los programas de deporte para el desarrollo deben seguir pasos clave y tener un sistema robusto de monitoreo y evaluación que permitan medir progreso y asegurar el impacto.

La formación de “competencias laborales” fundamentales y valores

Una competencia es el conjunto de factores de permiten que una persona haga algo y lo haga bien. Las competencias han sido agrupadas de distinta manera según cada autor. Si consideramos una agrupación teórica que denomina como competencias “duras” a las del conocimiento y “blandas” –acá las llamaremos fundamentales-, a las que van “más allá de las técnicas del oficio, que consideran lo emocional, la conducta, las motivaciones, los valores y cultura del ser humano” (Hager y Beckett, 1999), las de mayor complejidad para la formación del talento humano son las blandas o fundamentales. Son ejemplos de competencias blandas:

-  Negociación.
-  Formación de redes.
-  Influencia.
-  Trabajo en equipo.
-  Dirección de personas.
-  Desarrollo de personas.
-  Visión estratégica.
-  Comunicación efectiva.
-  Orientación al logro.
-  Compromiso con el servicio.
-  Solución de problemas.

El deporte orientado a la formación de competencias fundamentales –blandas- es un camino efectivo, pues las personas aprendemos de forma compleja y sólida en la acción, ya que nuestros procesos cognitivos se dan de forma corporal y relacional.

En el siguiente cuadro se muestran ejemplos de experiencias no guiadas en el deporte, y su potencial contribución a la formación de valores y competencias fundamentales:

En el siguiente cuadro se muestran ejemplos de experiencias guiadas en el deporte, y su potencial contribución a la formación de valores y competencias blandas:

El desarrollo de capacidades organizacionales no es ajeno a prácticas como el deporte, que trascienden los aspectos ya conocidos como salud, esparcimiento y construcción de lazos fraternales entre colegas. Ésta, la práctica deportiva dirigida, ofrece oportunidades para fortalecer las competencias laborales fundamentales –blandas- de los colaboradores, que son las de mayor impacto en una organización, y que sumadas a los recursos y otros elementos soportan una capacidad.

Los deportes en la escuela

La actividad deportiva ha sido incluida en distintos programas académicos escolares como una clase con cierta intensidad semanal, también como parte de las actividades “paraescolares” cuando se realizan entrenamientos de las selecciones escolares, y en buena medida cuando se implementa la jornada extendida. Entendemos como jornada extendida la ampliación del tiempo regular de clases, a más horas, para mantener a los estudiantes en los claustros educativos atendiendo distintas actividades como refuerzo de temas académicos, artes y deporte.

El uso de la práctica deportiva orientada al fortalecimiento de competencias fundamentales –blandas- es aún una gran oportunidad para explotar en el ámbito escolar para el desarrollo del talento humano en las escuelas.

www.talentoyefectividad.com